Cómo prepararse para una entrevista de trabajo

Cómo prepararse para una entrevista de trabajo

Si te llaman para una entrevista de trabajo como parte del proceso de selección, significa que has superado el primer obstáculo y has sido seleccionado en el primer momento. Esto debería aumentar tu autoestima. Te ofrecemos algunos consejos, útiles no sólo para la entrevista de trabajo, sino para la mayoría de reuniones o encuentros personales.

LLega con tiempo, mejor un poco antes que unos minutos después.

Be neat and tidy, viste prendas que te sienten bien, apropiadas para el empleo que solicitas, ni demasiado informal ni demasiado llamativo.

Ten cuidado con la respiración demasiado fuerte y no llegues sudando.

No ofrezcas primero la mano, eso déjalo al entrevistador, pero si él o ella te ofrece estrechar la mano, respóndele con firmeza (pero no con demasiada fuerza)

Siéntate cuando se te pida: si te dejan de pie, pregunta si puedes sentarte (puede que pongan a prueba tu timidez).

Intenta relajarte tanto como sea posible.

Compórtate de modo que estés seguro de tí mismo, pero no demasiado confiado. No evites la mirada: tus respuestas no deberían ser en forma de susurro y cuando sea conveniente, sonríe.

Habla centrándote en lo que se te pregunta, no intentes ser demasiado ingenioso o divertido, pero ser demasiado reservado también podría interpretarse mal

Si te hacen una pregunta difícil, tómate tu tiempo para responder. Pide que te aclaren in no lo comprendes al principio. En respuesta, habla despacio posiblemente repidiendo una o dos palabras para ganar tiempo. A veces resulta mejor decir "No lo sé" que soltar un rollo. En algunas ocasiones es posible dejar a un lado la pregunta sin parecer sospechoso, o emplear un humor apropiado para relajar el ambiente y darte tiempo a tí mismo para responder. Piensa que el entrevistador no pretende complicarte la entrevista.

La siguiente pantalla muestra ejemplos de preguntas que se hacen con frecuencia durante las entrevistas de trabajo. Imprímelas y prepárate las respuestas en casa. Esta preparación merece la pena después

 

CONTINUA