Solicitud de empleo
 
Escribiendo una solicitud de empleo
 

Redactar una carta de presentación o solicitud de empleo.

La carta de presentación

La carta de presentación es un documento de carácter personal que debe acompañar al curriculum vitae. Se utiliza fundamentalmente como herramienta de marketing para conseguir que la empresa se interese por nosotros.

IMPORTANCIA Y OBJETIVOS DE LA CARTA DE PRESENTACIÓN

La carta de presentación es un documento muy importante, pues es el primero que recibe la empresa, y de esa primera impresión depende en gran medida todo el proceso posterior. Incluso hay empresas a las que si no les gusta la carta de presentación ya no leen el curriculum.


Esta carta de presentación debe servir fundamentalmente para: diferenciarnos de otros candidatos, persuadir a quien la lee de que le interesa conocernos, y para mostrar nuestras habilidades y motivación. Para ello, debemos conseguir que: la lean, que entiendan que podemos aportar algo y que no se olviden de nosotros.


Así para conseguir que la lean debemos:

  • Enviar la carta a un responsable de la organización, pues de lo contrario lo normal es que el documento acabe perdido.
  • Mencionar referencias si se tienen.
  • Mencionar datos relativos a la empresa.
  • Utilizar frases cortas y claras.


Para conseguir que entiendan que podemos aportar algo debemos:

  • Mencionar nuestros logros en ámbitos relacionados con el puesto.
  • Describir las características del puesto y comentar que somos adecuados para el mismo
  • Citar que hemos obtenido buenas notas en las asignaturas relacionadas con el puesto.
  • No mencionar o comentar habilidades en general que no tengan relación con el puesto.
  • No hacer comentarios infantiles como "me haría mucha ilusión" por ejemplo.


Y para conseguir que no se olviden de nosotros debemos:

  • Mencionar que desearíamos mantener contacto con la empresa mediante una cita.
    Indicar nuestra disponibilidad para concertar una cita.
  • Sugerir una posible fecha de reunión.
NORMAS DE CONFECCIÓN

Al igual que sucede con el curriculum vitae, las cartas de presentación, si bien deben ser distintas para cada puesto al que se opta, sí deben observar ciertas normas comunes. Algunas de estas normas son las siguientes:

  • La carta de presentación debe ser siempre breve y no exceder de una página.
  • Debe escribirse a máquina y mejor con el ordenador a menos que la empresa solicite que se haga a mano.
  • Debe utilizarse papel de calidad y evitar fotocopias.
  • Debe encabezarse con el nombre de la persona y la empresa a la que va dirigida.
  • Debe incluirse también el nombre, dirección y teléfono.
  • Es conveniente que conste de 3 o 4 párrafos.
  • El contenido debe ceñirse a lo relacionado con el puesto al que se opta.
  • Relacionar las capacidades y habilidades con las características del puesto.
  • Debe utilizarse un lenguaje claro y correcto, sin faltas de ortografía ni expresiones vagas o vulgares.
TIPOS DE CARTAS

Básicamente existen dos tipos de cartas, una convencional y otra libre. Las cartas convencionales son las que más habitualmente se utilizan y por tanto las que mejor conocen las empresas. Por el contrario el tipo libre se caracteriza por su originalidad causando una sensación de sorpresa. Nuestra elección siempre dependerá del tipo de puesto al que se opta. El tipo convencional suele estar constituido por tres o cuatro párrafos en el primero de los cuales debemos introducir los contenidos relativos al objetivo de la carta, las referencias y el interés por la empresa, en el segundo párrafo deberíamos mencionar lo relativo a los valores que podemos aportar y en el tercero incluiríamos todo lo relacionado con los futuros contactos.

La carta libre debe ser original y creativa pues su objetivo es atraer por ser diferente. Por tanto no tiene formato predeterminado, puede usarse cualquier tipo de soporte (informático, papel, pergamino, etc.). Puede utilizarse cualquier técnica o herramienta, usarse colores, imágenes, logos. No tiene un número de párrafos predeterminado, ni tiene por qué observar las normas de corrección establecidas al uso. En definitiva puede confeccionarse como se quiera.


Te ofrecemos 4 tipos de solicitud de empleo. Cada una incluye opciones diferentes adicionales.

Partiendo de las siguientes situaciones, selecciona la que mejor se ajuste a tus circunstancias. Te pueden servir para redactar tu propia solicitud.